Soluciones sencillas de comidas para eventos informales

No hay nada más lindo que aquellos festejos improvisados que tienen lugar por el mero deseo de festejar. Festejar a los amigos, a la familia, festejar logros del trabajo, entre otras tantas opciones que ameritan de una buena celebración, pero sin la necesidad de esperar una excusa para llevar a cabo un evento formal.

Sea en la casa de una persona, en un club o en otro espacio común, los eventos los hacen los invitados y lo más importante de éstos es la posibilidad de compartir en un entorno diferente, en el que prime la alegría y el compañerismo. Pero, tal y como ocurre con todos los diferentes tipos de festejos (y sucede igual en los casos de eventos formales), uno de los problemas principales y que más dolores de cabeza tiende a traer es lo que refiere a la comida. Que “¿qué lleva cada uno”? ¿”cuánto se gasta”? ¿”qué cosa les gusta a todos por igual”? Y otras tantas preguntas que pueden hacer que todo evento, por más festivo e informal que sea, tenga su cuota de dolor de cabeza.

Para resolver esto es que muchas personas acaban acudiendo a los servicios de catering, ya que cada vez se elimina más esa noción de que estos funcionan solamente en casamientos y otras ocasiones.

Pero, ¿qué servimos?

Comidas sencillas, ricas y perfectas para un evento tranquilo

Pensemos algunas cuestiones. Si lo que estamos haciendo es celebrar una alegría o algo que queremos compartir de manera tranquila con los seres queridos, es muy probable que decidamos dejar de lado la formalidad de la mesa y todos sentados juntos al momento de comer. Además, hay casos en los que estos festejos se llevan a cabo en casas particulares de uno de los implicados, por lo que es frecuente que no sobre el espacio físico para todos.

Por estas razones, como así también por cuestiones de gastos y de lograr comidas que les puedan gustar a todos por igual, es que se tiende a apelar a soluciones sencillas y que son consideradas como comodines. Y es que, en realidad, hay comidas que de verdad gustan a todo el mundo, siendo muy raras las excepciones. Estas son las mejores para los eventos heterogéneos en los que queremos resolver la cuestión de la comida sin mayores complicaciones.

Entre estas alternativas democráticas, podemos considerar por ejemplo a la pizza, a las empanadas y a los panificados. Entre estos últimos, los panes rellenos y los pequeños bocados de salchichas envueltas en hojaldre son algunas ideas interesantes. Además, se trata de opciones que también gustan a los chicos en caso de que los haya.

Si lo que se está buscando es resolver esto sin problemas, rápidamente y sin gastar demasiado dinero, lo que se puede hacer es elegir dos o tres gustos clásicos de empanadas (carne, jamón y queso y capresse), dos o tres gustos de pizzas, contratar pizzetas y otros bocados que puedan gustar a los chicos. Esta es una de las mejores maneras de resolver con facilidad un festejo, para que no deje de serlo en ningún momento de la jornada y dejar lejos los problemas.

Recent Posts

Leave a Comment