¿Se puede hacer una pizza light?

A veces, tomar la decisión de llevar adelante una dieta puede ser algo realmente muy difícil. Esto tiene que ver con que es frecuente que se tiendan a restringir ciertos alimentos que en general gustan mucho. Uno de ellos, claramente, es la pizza. No son pocas las personas que, cuando tienen que adaptarse a un nuevo régimen alimenticio, deciden dejar de lado la pizza, pese a que la puedan llegar a adorar. Por eso, para esas personas, vamos a hablar acerca de las opciones y alternativas dep izza light, para que nadie tenga que quedarse sin ella.

¿Tiene beneficios la pizza?

Si estamos preocupándonos por nuestras comidas, independientemente de que se trate de una cuestión de peso o de salud, hay ciertas cosas que debemos saber acerca de los alimentos que consumimos. En este sentido, es muy importante conocer los valores nutricionales y los beneficios y elementos contraproducentes que cada comida trae consigo. Pero pese a que se tiende a pensar en la pizza como una simple comida rápida que no aporta nada bueno, ésta en realidad aporta muchos nutrientes y beneficios para la salud de nuestro cuerpo.

¿Cómo hacer una pizza light?

Al igual que sucede con otros alimentos, en la pizza light lo único que tenemos que hacer para lograr una versión light que nos ayude a conseguir los objetivos que nos estamos planteando es modificar algunos de sus ingredientes tradicionales por otros que puedan ocupar ese lugar y cumplir el mismo rol. Pero esos reemplazos deben ser por alternativas mucho más livianas y también saludables. Vamos a ver algunas opciones recomendadas por nutricionistas como el Dr. Cormillot.

En general, con otras comidas, lo que tendemos a hacer es cosas como cambiar fideos por vegetales y otras cosas de ese estilo. Pero en la pizza se nos hace más difícil, porque no tendemos a ser conscientes acerca de cómo podemos lograr alternativas más saludables y bajas en aportes calóricos.

Una buena manera de empezar con nuestra pizza light es reemplazando los ingredientes de la masa. No todas las masas de pizza deben necesariamente hacerse con harina blanca común. Una buena alternativa para llegar a nuestros objetivos pero sin perdernos de nuestra amada pizza es reemplazando este tipo de harina por otro de tipo integral, o por avena de salvado. Al momento de cocinar, lo que podemos hacer es reemplazar el clásico aceite por otro de origen vegetal. Finalmente, en lo que refiere a la mozzarella, esta puede ser reemplazada por queso magro, con muchos menos agentes grasos e igualmente rico.

Los aportes beneficiosos de la pizza light

Como sabemos, la pizza se compone de una serie de ingredientes estándar. Cada uno de ellos nos aporta un beneficio diferente. En el caso de la pizza light adaptada que acabamos de ver, los aportes son diferentes y vale la pena mencionarlos.

– El queso magro: como sabemos, el queso nos ofrece calcio, pero, además, podemos obtener vitaminas A y D, fósforo y proteínas.

– El salvado de avena o la harina integral: ambos ingredientes son importantes fuentes de fibra, como así también de vitaminas pertenecientes al complejo B, de hierro, de fósforo y de magnesio.

– La salsa de tomate: la salsa de la pizza ha sido siempre uno de los elementos más saludables de la misma. Esta, ofrece potasio, licopeno y fibra.

Si estás pensando en contratar un pizza party podes hacerlo aquí

Recent Posts

Leave a Comment