Dentro de las miles de opciones gastronómicas de las que podemos disfrutar, hay dos alternativas que son amadas por todo el mundo. En general es difícil determinar cuál es ese plato universal, del que todas las personas gustan, que es casi imposible encontrar alguien que lo deteste. Pero tras mucho investigar hemos descubierto dos: la pizza y la tortilla.

Bueno, para poder explotar la popularidad de estos dos platos que vuelven loco a todo el mundo y cuya afinidad es prácticamente universal, ha surgido lo que ha sido considerado como una combinación perfecta y llamativa. Se trata de una combinación entre estas dos comidas preferidas. Es la torpizza.

Conozcamos la torpizza

Como puede desprenderse de lo mencionado hasta ahora, la torpizza es una combinación entre la pizza y la tortilla. Como sabemos, la gran estrella de la cocina italiana y que ha llegado a los hogares de todas partes del mundo es la pizza. Es esa comida perfecta para todo momento y toda ocasión. Por su parte, la tortilla es una de las comidas más famosas con origen en España. A su vez, es adorada por personas cuyos paladares nacieron en distintas partes del mundo.

Teniendo en cuenta el sabor de estos dos platos y el fanatismo que generan en públicos muy amplios de todas partes del globo, el cocinero brasileño instalado en Vigo, Andrés Castro, ha logrado unir ambas comidas en una sola. Es de esa manera que surge lo que hoy empezamos a conocer con el nombre de torpizza.

La torpizza, básicamente, cuenta con una base de tortilla de papa que no es muy gruesa. Luego, tiene por encima los ingredientes clásicos de la pizza. Para poder llevar esto a cabo, Castro obtuvo un microcrédito para lanzar su negocio y su emprendimiento que rápidamente generó mucho éxito.

Al ser consultado acerca de la forma en que se le ocurrió dar lugar a esta idea, Castro sostuvo que quería llegar a un público joven. Él ya tenía un local en el que vendía mayormente paella con entrega a domicilio. Pero se dio cuenta de que el público joven no era un gran amante de este tipo de comidas y de que tenía que innovar si quería poder ganar su atención. Por eso, lo que hizo fue sentarse a pensar en cuáles son las comidas preferidas de los jóvenes. Ahí determinó que eran la pizza y la tortilla. Y claro, lo que hizo fue unirlas en una combinación original.

La torpizza y su aceptación en el mercado

Tal ha sido la aceptación que esta innovación en materia gastronómica ha tenido, que se generaron un total de cinco versiones diferentes de la torpizza. Una es la denominada “clásica”. Esta versión cuenta con queso y jamón york. Luego, cambiando levemente sigue la variedad de chorizo. La marinera es una opción un tanto más arriesgada, ya que cuenta con langostinos y mejillones, también típicos de la comida española. En cuarto lugar encontramos la torpizza imperial, que contiene pollo, aceitunas negras y maíz. Y, finalmente, se destaca la variedad de barbacoa. Esta última cuenta claramente con salsa barbacoa y con carne picada, siendo una versión power de la torpizza.

Una de las dudas que los clientes que quieren probar esta innovación tienden a tener, se relaciona con los tiempos que esta torpizza demora respecto a la pizza tradicional. En este sentido, tras ser entrevistado, Castro asegura que no pasan más de 40 minutos entre que el cliente llama al local para realizar su pedido y la torpizza llega a la puerta de su casa. Si bien esto puede verse modificado según la distancia de la casa respecto del local, el tiempo de producción es realmente corto, distinto a lo que podría pensarse desde un principio.

Algo que se destaca especialmente cuando se piensa en el tiempo de producción, es que todo lo que lleva la torpizza está fresco. Según afirma Castro en las entrevistas, nada de lo que en su local se coloca en la torpizza está precocinado. Por el contrario, todos los ingredientes son frescos, recientes y se cocinan en el momento. Eso hace a excelentes resultados de calidad, que es lo que el cocinero innovador busca generar.

Leave a Comment