Sin lugar a dudas, uno de los alimentos más buscados y conocidos a nivel internacional es la pizza. Para ella, podemos encontrar combinaciones de ingredientes que son inigualables. Esto se debe a que se consolida como uno de los alimentos más versátiles que existen. Además, en un mundo tan acelerado como el que habitamos en la actualidad, es un alimento por excelencia para hacer una comida rápida pero sin necesidad de sacrificar el sabor.

Para el caso de la pizza, podemos optar por una pizza casera, hecha a mano y en el momento, o una pizza congelada, que es una pre-hecha. A continuación, hablaremos de las ventajas y de las desventajas de cada una de ellas.

La pizza casera

 

Si bien puede ser un alimento verdaderamente elaborado, la pizza está catalogada como una comida rápida. Pero esto no es del todo cierto. Cuando se quiere hacer la pizza a mano en el propio hogar, una de las desventajas que se puede mencionar tiene que ver con la cantidad de tiempo que se puede demorar en hacerla. Como se sabe, una de las claves más importantes de la pizza y en la que radica gran parte de su sabor tiene que ver con la masa. La elaboración de esta no es complicada y no lleva tantos ingredientes, pero si requiere de un tiempo considerable en reposo.

Las ventajas de la pizza casera:

  • Su sabor se ve potenciado cuando está fresca
  • Ofrece la posibilidad de imprimir el propio estilo cuando se escogen a gusto los ingredientes
  • Posibilidades infinitas de combinación de ingredientes
  • Posibilidad de libre decisión de las proporciones de los ingredientes

La pizza congelada

 

La pizza congelada se fabrica en una industria alimentaria, donde en general la masa es hecha por máquinas y no por personas, aunque eso puede variar según el caso. Si es hecha por máquinas, la masa pasa por distintos modelos donde se agregan los diferentes ingredientes. Finalmente, ingresa a un horno particular durante un tiempo que no es muy extenso. Los fabricantes deben ser capaces de colocar sobre la masa los añadidos cuando la pizza se encuentra alcanzando su punto exacto.

Estas pizzas contienen un gran número de aditivos que pueden ser contraproducentes para la salud. Además, en esta pizza el peso está impreso en el envase y puede que no coincida exactamente con el real. En general, se considera que este tipo de pizza cuenta con más desventajas que ventajas. Por eso, cuando no se cuenta con el tiempo suficiente para realizar la pizza a mano en el hogar, lo recomendable es acudir a una pizzería o a un servicio de catering, para obtener ahorro de tiempo pero sin que esto implique decaer en la calidad.

Leave a Comment