Hoy en día, estamos viviendo una sociedad en la que la vista debe verse igual de cautivada que el paladar. Una época en la que lo que consumimos importa tanto como el aspecto que tiene. Una época en la que el sabor y la belleza van necesariamente de la mano, como así también la originalidad.

Pero, por otro lado, estamos viviendo también tiempos en los que necesitamos que las cosas sean más rápidas, más dinámicas. En los que a veces no hay tanto tiempo para detenerse en algunas cosas y, claro, la comida es una de ellas. Por eso, hay lugares que han estado innovando un poco en las formas en las que sirven determinados alimentos, para satisfacer tanto el paladar de los compradores, como su necesidad de que las cosas sean inmediatas y veloces. Es así como surge una novedosa y loca forma de servir la pizza: pizza en taza.

Se renueva y sigue enamorando

Desde su surgimiento, la pizza no ha hecho más que crecer en cantidad de adeptos y en cantidad de lugares que la venden. Hoy, es una de las comidas preferidas en todas partes del mundo, a tal punto que cada lugar busca hacerla e innovar en ella a su manera.

Es tal la pasión que la pizza es capaz de despertar en las personas de todas partes del mundo, que no resulta extraño que los lugares que la venden busquen alcanzar nuevas formas de satisfacer a los comensales.

La innovación de la que hablamos en esta ocasión, se ha dado a conocer como pizza “a la taza”. Se incluye dentro de lo que se ha dado a llamar como tendencia “foodie”. Lo magnífico de esto es que se trata de una espectacular tendencia que se ha desarrollado y difundido en primera instancia a través de las redes sociales, viralizándose rápidamente y ganando interés y curiosidad por parte de personas en distintas partes.

El procedimiento mediante el cuál se puede llevar adelante esta forma de pizza, es en realidad mucho más sencillo de hacer de lo que puede parecer. Te contamos algunas formas que hemos visto.

Según se desprende de algunas de las recetas que se difundieron en las redes sociales para lograr este tipo de pizza, los ingredientes que se necesitan para hacerla son los siguientes:

  • levadura en polvo
  • harina
  • bicarbonato
  • leche
  • puré de tomate
  • aceite de oliva
  • mozzarella
  • orégano

Estos serían los ingredientes básicos. En caso de que se quiera añadir un sabor más, éste puede ser incorporado, como en cualquier otra pizza.

Para el procedimiento, muchas recetas lo explican de la siguiente manera: se colocan en la taza cuatro cucharadas de harina, un octavo de cucharada de levadura, un poco de sal y bicarbonato. Integrados estos ingredientes, se añaden tres cucharadas grandes de leche fría y una cucharada de aceite de oliva. Se procede a mezclar todos los ingredientes hasta que queden bien integrados. Cuando se haya logrado dar con una masa medianamente uniforme, se agrega el puré de tomate, el orégano y la mozzarella. Luego, se coloca todo en el microondas. Y eso es todo. Es la opción de pizza más rápida y rara que se haya visto hasta ahora.

¿Te animás a probarla?

Leave a Comment