Esta es una de las discusiones principales entre quienes quieren tener una pizzería y desarrollar su emprendimiento. ¡Alerta spoiler! Una pizza puede tener casi el mismo sabor sin importar el tipo de horno que se use para cocinarla, excepto por una mínima diferencia. A continuación, vamos a ver las ventajas y las desventajas de cada uno de estos hornos para la pizza.

Precios

 

Una de las primeras preguntas que alguien se hace al momento de iniciar un negocio o emprendimiento tiene que ver con los costos. Se trata de ver cuánto se va a poder invertir antes de comenzar. El costo puede variar no solamente por ser un horno eléctrico o de leña, sino también por la marca del horno.

Prácticamente un horno eléctrico tiende a ser más barato. Sin embargo, es un tipo de horno que tiene una capacidad limitada para hacer una o dos pizzas a la vez y no más. Quizás sea una buena alternativa para iniciar el negocio al menos en los primeros tiempos. Si ya se cuenta con una gran demanda, es posible que sea preferible uno de uso industrial o a leña.

Costos de consumo

 

Si bien es cierto que en la categoría mencionada con anterioridad el costo se orienta hacia el horno eléctrico, en este caso no sucede lo mismo. Cuando se tiene un horno a leña, el gasto es mínimo al usarlo, porque solamente hace referencia comprar carbón y saber prenderlo para la preparación de las pizzas. El horno eléctrico representa un costo más alto en comparación con el de leña.

El tiempo de horneado

 

Al tener una fuente de calentamiento muy distinta, también el tiempo de horneado y la temperatura del horno cambian. En el caso del horno de leña, el tiempo que debe permanecer la pizza en el horno es de entre 3 y 5 minutos. La temperatura debe ser de aproximadamente 440°C. a esto es importante añadir que existe una determinada eficacia en este horno para poder penetrar de manera más sencilla en la masa y así cocinarla correctamente. Por su parte, en el caso particular del horno eléctrico, el tiempo que se suele requerir de horneado oscila entre los 9 y los 12 minutos en total. En este caso, la temperatura necesaria para poder cocinar una pizza es de aproximadamente 300°C.

 

Las mencionadas con anterioridad son algunas de las diferencias fundamentales entre el horno eléctrico y el horno a leña. La conveniencia de uno o de otro depende del estado y el tiempo del emprendimiento, como así también del presupuesto al que se pueda acceder.

Leave a Comment