0

Diferencias entre la pizza argentina y la italiana

Muchas y muy diversas son las formas de hacer una pizza. estas pueden ser tan variadas como la cantidad de ingredientes que podamos encontrar a disposición. No obstante, un error que solemos cometer se encuentra en creer que cualquier pizza que veamos es una pizza italiana. Aunque es cierto que esta comida popular a nivel mundial encuentra su origen en ese país y en los rincones más humildes del mismo, hoy en día, su consumo se ha difundido tanto, que muchos países han presentado su propia versión clásica de este plato. 

Lo que se conoce como la pizza original es la napolitana. Pero hace tiempo la Argentina ha decidido también que quiere tener su propia pizza clásica. La receta que se ha originado como consecuencia de eso ha resultado tan buena, que se considera que puede ser capaz de competir con los gustos más exigentes de quienes son adeptos a la versión clásica. 

¿Querés saber cómo diferenciarlas?

Claramente, como se trata de distintas recetas, algo que cambia desde el vamos es el procedimiento que se ejecuta para la preparación. En la pizza clásica italiana, se suele empezar por el agua. se utiliza un litro para añadir levadura, continuando con la incorporación del harina con la mano. Además, son tres los tipos de harina que se requieren para la preparación de la masa tradicional: una proteica, una de fuerza y una con un alto contenido en gluten (existen también otras versiones más actuales de esta pizza que utilizan harinas sin gluten para las personas que poseen una intolerancia a este componente). Luego se amasa durante aproximadamente veinte minutos hasta que se logra un efecto de pasta, se divide en bollos y se deja que la masa repose durante media hora.

En el caso de la pizza argentina, se usa un kilo de harina triple cero y treinta gramos de levadura. Se los mezcla con la mano, para añadir posteriormente el agua, aproximadamente unos 600 milímetros, aceite y treinta gramos de sal. Los ingredientes se amasan durante por lo menos veinte minutos, dejando reposar media hora. Finalmente, se pasa la masa a un molde, donde se la deja reposar más tiempo, de tres a cuatro horas.

En el reposo se encuentra otra importante diferencia entre estas dos pizzas. La pizza tradicional italiana se deja reposar un mínimo de ocho horas. De hecho, se han inventado distintos trucos para ver que se ha llegado a la masa ideal buscada. Uno de los más clásicos es presionarla. Si al momento de ejercer presión sobre ella retorna a la forma original por la plasticidad que gana, es que se ha obtenido la masa buscada. 

Diferencias en los ingredientes 

Otra gran diferencia entre estas dos pizzas tradicionales se encuentra en los ingredientes de base. En Argentina, es frecuente añadir tomate para luego mezclarlo con orégano y ajo. Por el contrario, en Italia, lo que se hace es incorporar un tomate que se llama San Marzano, crudo. Este le aporta un sabor único y ácido a la salsa. 

Otro dato interesante tiene que ver con el ya mencionado orégano y con las aceitunas. En Argentina hace tiempo hemos naturalizado que la pizza lleva aceitunas y es una decepción cuando estas llegan y no son de buena calidad. Bueno, en Italia sucede todo lo contrario. Podría decirse que la pizza napolitana tiene terminantemente prohibido el uso del orégano y de las aceitunas.

En otro punto es importante hablar del queso. Este también cambia entre un tipo de pizza y el otro. En la pizza napolitana de Italia se usan unos 100 gramos de queso, que se presentan en suero. Por su parte, en Argentina, se usan 250 gramos de mozzarella pero en formato barra. 

0

Conozcamos las pizzas más grandes del mundo

Hoy en día, cuando se pide una pizza, se la suele pedir de dos maneras: individual o grande. La individual para una sola persona y la grande hace referencia a la pizza de tamaño estándar que todos conocemos y que podemos compartir con otras personas. No obstante, estos no son los únicos tamaños que existen en el mundo. Podemos encontrar pizzas de dimensiones impresionantes que satisfacen los sueños más locos de muchos amantes de esta comida internacional. A continuación, te contamos todo lo que tenés que saber al respecto.

La pizza más larga del mundo

 

Una de las cunas de la pizza tiene lugar en la bella ciudad italiana de Nápoles. 250 chefs de pizza batieron un Récord Guiness por crear la pizza más larga del mundo y de la historia. Para esto, crearon una masa de pizza que llegó a superar los 1,8 kilómetros. Se convirtió en un verdadero hito para la población napolitana, que siempre ha reclamado la autoría de este plato consumido a lo largo de todo el mundo.

Para lograr esta pizza, el equipo de chefs hizo uso de 2000 kilogramos de harina, 2000 de mozzarella y 1600 kilos de tomate. También usaron 200 litros de aceite de oliva, todo proveniente de productores locales propios de la ciudad. Otro aspecto increíble es que realizaron la totalidad de la cocción con hornos de leña, construyendo cinco que pudieran ser portátiles sobre ruedas y que tuvieran cuatro entradas. Cada horno fue transportado por grupos de 25 personas para que se pueda ir cocinando cada parte.

Como no podía ser de otra manera, el tipo de pizza por el que optaron estos chefs es una pizza tradicional de la ciudad de Nápoles. Luego, se repartieron 35.000 porciones y se donaron al banco de alimentos de la ciudad otros 300 metros.

La pizza más grande para probar

 

Si bien la anterior era la pizza más larga, hay otra que también ha roto un récord Guiness por ser la pizza más grande viable comercialmente para que las personas la puedan consumir. Es una pizza elaborada en Los Ángeles Mama’s and Papa’s. se trata de una pizza cuadrada que tiene medidas de 1,37 por 1,37 metros.

Se trata de una pizza que tiene porciones que alcanzan para entre 50 y 100 personas. Se ha elaborado con 24 horas de anticipación, especialmente para fiestas, que pueden ser tanto infantiles como de adultos.

La pizza más grande del mundo

 

Antes, el referente de Nápoles era el Guiness en 2012 a la pizza más grande del mundo. Fue un logro impresionante en ese momento, ya que se logró una pizza de 1.261,65 metros cuadrados. Para esta, se usaron 4500 kilos de tomate, 9000 kilos de harina y 4000 kilos de mozzarella. Recibió un nombre en honor a Octavio Augusto: Ottavia.

A diferencia de en otros casos, esta pizza no sigue tan al pie de la letra las tradiciones de la cocina italiana para esta comida. Esto se debe a que necesitaron usar margarina y lechuga. No obstante, fue a través de este hecho que lograron la pizza más grande del mundo pero, también, una pizza gigante hecha sin gluten, lo que ha convertido a esta pizza en referente de dos hitos fundamentales.

0

¿Cuántas pizzas se consumen a nivel mundial?

Hoy por hoy, la pizza no solamente es un alimento que se puede encontrar presente en todas las ciudades del mundo, en las películas, en la series y en las animaciones, es, además, una de las comidas más consumidas en el mundo, peleando el primer puesto desde hace mucho tiempo. 

Al éxito per se de la pizza se suma la incorporación de nuevas variedades de ingredientes y de combinaciones que hacen que la pizza sea uno de los platos más adaptables del mundo. De esa manera, es posible acceder a una pizza acorde a los gustos de cada persona. Desde la incorporación de sus ingredientes preferidos, hasta la eliminación de aquellos que no gustan tanto, pasando por las alternativas más light, saludables y otras sin gluten para quienes presentan una intolerancia a este componente. 

Las cifras son contundentes. Hoy en día, se consumen más de 5.000 millones de pizzas en el año. De hecho, el 20% de los restaurantes y emprendimientos gastronómicos en el mundo son pizzerías, calculándose que se sirve una media de 55 pedidos de pizza al día en cada una.

Estados Unidos

Estados Unidos es conocido como uno de los países con mayor consumo de pizza a nivel mundial. Esto responde a distintas cuestiones. Una de ellas tiene que ver con la incorporación de las comidas de entrega y comidas veloces que se condice con un estilo de vida atareado. 

La pizza ha llegado a los Estados Unidos a través del regreso de las tropas desde Italia, posteriormente al final de la Segunda Guerra Mundial. Hoy, como decíamos, el país es considerado como el productor y consumidor número 1 en el mundo de este alimento. En total, existen en este país alrededor de 60.000 pizzerías, contabilizando un consumo anual que supera las 650 millones de pizzas al año. Tal es la popularidad de esta comida en el país del Norte de América, que el 9 de febrero ha sido declarado como un día festivo dedicado a esta comida, consolidado por el propio Parlamento del país.
Cabe destacar que en Estados Unidos sobresalen los gustos con Peperoni y con Longaniza

México

Por su parte, en su vecino del Sur, México, la pizza ha logrado desplazar a algunas de las comidas más típicas y tradicionales de la cultura nacional. Hoy en día, se consumen alrededor de 120 millones de pizzas por año, siendo el segundo plato más consumido, luego de los tacos. No obstante, cabe destacar que el nivel de consumo sigue siendo considerablemente inferior al de Estados Unidos.

¿Qué pasa en Argentina?

Con más de 14 millones de pizzas por año y más de 1.200 pizzerías especializadas, Argentina es uno de los países que concentra el mayor número de fanáticos de la pizza en el mundo. De hecho, de los 12 kilos de queso que se consumen por año en la mesa de cada argentino, el 25% de ese total se compone de mozzarella.

Algo que vuelve especialmente atractivo a este plato en el país tiene que ver con la variedad de ingredientes y de procesos de elaboración que se implementan. Tanto en las distintas formas de amasar y preparar las masas, como en la variedad de harinas que se emplean y la diversidad de ingredientes que se colocan encima de la receta. En Argentina hay grandes grupos de fans de cada una de las opciones populares de pizza, donde las combinaciones de ingredientes se convierten en el éxito rotundo en el país.

Te puede interesar leer sobre tips para organizar un pizza party

La fugazzeta, una pizza típica argentina

La fugazzeta es una de las pizzas más reconocidas y más solicitadas en Argentina. No obstante, pocas son las personas que pueden asegurar que han comido la verdadera pizza de fugazzeta. A continuación, vamos a ver todo lo que hay que saber acerca de esta pizza tan solicitada y amada.

Fugazzeta y fugazza: diferencias

Lo primero que hay que hacer para conocer mejor la fugazzeta, es hablar de sus diferencias con respecto a otras pizzas con las que se la suele confundir, como es el caso de la fugazza. La pizza fugazza es una pizza de base sencilla, con un poco de queso parmesano, cebolla, pero sin mozzarella. También existe la fugazza con queso, que es igual a la mencionada con anterioridad pero contiene mozzarella. Finalmente, la fugazzeta es una pizza que está rellena de mozzarella. Sobre su masa se pone la mozzarella, luego se cubre con una segunda capa de masa un poco más fina, de la misma manera en que se haría sobre una empanada, colocando la cebolla y un poco de queso parmesano sobre la segunda capa.

La masa de la pizza fugazzeta

Lo primero que vamos a ver acerca de esta pizza es la masa. En este caso, es muy importante que la masa sea hecha a un verdadero estilo argentino, para que pueda representarla correctamente. Una de las características principales tiene que ver con que la masa quede gruesa, con por lo menos un centímetro de espesor. Además, debe ser esponjosa y tener una consistencia suficiente para poder soportar el peso de la totalidad de los ingredientes que se van a colocar encima,

Para poder lograr la capa de masa superior, lo que se hace es usar un poco de la masa general. No obstante, se utilizará en proporción un tercio de la cantidad que se haya usado en la base, ya que la capa superior debe ser más fina. Para que ese tercio alcance para la superficie de la pizza, la masa se va a estirar bastante. El objetivo es que el sabor de esa capa de masa sea casi imperceptible al momento de comerla.

El queso de la fugazzeta

En la receta original de la fugazzeta al estilo argentino se usa mozzarella y cuartirolo. Cuando esta receta se replica en otros países se pueden usar quesos como el brie, que permite mantener la misma consistencia cremosa que se consigue con la mozzarella.

La cebolla

Claramente, de todos los ingredientes de esta pizza, la cebolla es uno de los más importantes. En general, lo que se hace es cortar la cebolla en rodajas finas y juliana. Cuando está lista, se pone el agua a calentar, echando la cebolla cuando esta empieza a hervir, dejándola aproximadamente unos dos minutos. Cuando se tiempo ha pasado, se saca la cebolla y se procede a escurrirla para que pierda el resto del agua, guardándola con un poco de sal y de orégano. Esto se hace para lograr que la cebolla pierda el amargor que la caracteriza en su estado crudo.

Otra posibilidad de preparar la cebolla es en una sartén con una gota de aceite a fuego medio. También se apunta a que la cebolla quede más blanda y pierda la totalidad de la humedad. Es una de las maneras más clásicas de preparar esta receta de pizza.

La fugazzeta es considerada como una verdadera pizza argentina. Se piensa que es la receta que mejor representa a este territorio con respecto a esta comida, una de las más populares en el mundo. Hoy, la fugazzeta argentina se ha convertido en una verdadera tradición que no se puede dejar de probar.

0

¿Cuáles son las pizzas más consumidas en Buenos Aires?

Los domingos. En un cumpleaños infantil. En un casamiento. En una fiesta de aniversario. En una reunión de la empresa. Entre amigos o en soledad. Con tu pareja mirando una película. Los escenarios y las ocasiones se tornan prácticamente infinitos cuando intentamos trazar una radiografía de cómo es el consumo de la comida más popular a nivel mundial: la pizza. 

¿Por qué la pizza?

 

La pizza es la mejor amiga de los eventos de muchas personas, de los cumpleaños infantiles, de los catering para cualquier tipo de celebración. Es el combustible de los trabajadores de las grandes ciudades que comen al paso y tienen las horas de sus días estrictamente reservadas. Es el manjar que acompaña a los amigos que se reúnen para contarse lo que pasó en la semana o para mirar una película. En Buenos Aires, el consumo de pizza adopta muchas y muy variadas modalidades, para adecuarse a cada caso y a cada grupo. No obstante, hay otros datos interesantes que han ido saliendo a la luz recientemente y que es interesante tener en cuenta. 

Gustos

 

Uno de los datos más interesantes tiene que ver con los gustos de las pizzas. Al momento de elegir los gustos para ordenar, las personas de Buenos Aires no suelen conformarse con los sabores y combinaciones clásicos. Según estudios recientes, un 25% de la población de Buenos Aires tiende a optar por la pizza de rúcula y jamón crudo como la preferida. Esta es especialmente elegida por las mujeres y tiende a ser la más solicitada por las personas que tienen más de 30 años. 

La siguiente especialidad en el podio de quienes viven en Buenos Aires es la napolitana. Esta es muy popular entre los hombres, siendo elegida por el 24% de ellos. Además, tiende a ser la preferida especialmente de quienes tienen menos de 30 años. La tercera en el ranking de las más pedidas, sorprendentemente, es para los fanáticos del queso, ya que se trata de la pizza de cuatro quesos. 

Sobre los ingredientes extra, los hombres tienden a solicitar pepperoni, mientras que las mujeres demuestran una preferencia por las aceitunas. Las anchoas son solicitadas por igual en ambos géneros, aunque tienden a ser más populares entre personas de más de 30 años. 

¿Cómo se come?

 

Si bien era fácil de intuir, un dato interesante es que la pizza se consume especialmente durante la noche, para la cena. La mayor parte de los consultados por los estudios publicados, sorpresivamente, sostienen que prefieren comerla utilizando cuchillo y tenedor y no con la mano. Además, la mitad de las personas que forman parte de estos estudios consumen pizza entre 2 y 5 veces al mes.

Un dato interesante que permite unir la pizza con la novedad de Netflix tiene que ver con la combinación entre los dos. Los estudios han descubierto que muchas personas eligen comer pizza en fin de semana mientras miran series, entre las que se destacaban hace un tiempo atrás Game of Thrones y Breaking Bad. Un dato curioso que no hace a la pizza en sí pero sí a su público en Buenos Aires, proviene de una encuesta de PedidosYa, que sostiene que la mayor parte de las personas aseguran que les encantaría compartir porciones de su pizza con el líder de los Rolling Stones, Mick Jagger. 

Como se puede ver, los escenarios, los momentos, las situaciones y las variedades elegidas en el consumo de la pizza son múltiples. Esto se debe a que sigue siendo, y cada vez más, la comida más popular y más buscada a nivel mundial, con millones de adeptos en distintos países, lenguajes, creencias y culturas.

0

¿Cuál es la historia de la empanada argentina?

Si lo que se quiere es conocer la verdadera historia de la empanada en Argentina, lo primero que debemos hacer es derribar mitos. Uno de los mitos más frecuentes tiene que ver con que el único plato argentino que es reconocido en el exterior del país es el asado. Esto está lejos de ser cierto, ya que la empanada de este país también ha llegado a convertirse en un plato de renombre.  

Los orígenes de la empanada se encuentran en barcos de exportación por parte de los colonos de España. De todos modos, como sucede con la pizza, a medida que el tiempo fue pasando, se fueron generando nuevas y novedosas maneras de prepararla. Hoy, la empanada es una comida muy popularidad, no solamente en soledad, sino también para todo tipo de eventos y de encuentros, entre amigos, familiares, reuniones empresariales, fiestas importantes, casamientos, entre otras cosas. Pero, además, es importante destacar que la empanada es un alimento rico en proteínas, en potasio y en hidratos.

Los orígenes de la empanada en Argentina 

 

Las primeras referencias de comidas tipo empanadas se encuentran antes de Cristo, en la antigua Persia. Se elaboraba a modo de pastel. A medida que el imperio persa se fue expandiendo, este alimento llegó también a la India. Cuando más tarde Alejandro Magno conquista Persia y Oriente, las luchas con distintos territorios favorecen que surjan distintos nombres para esta comida, pero también distintos tipos de rellenos. Uno de los casos más famosos es el de la clásica Fatay. 

A España, la empanada llega por parte de los árabes, en el siglo VIII, a través de la ocupación de la Península Ibérica. Es en este territorio que adopta el nombre por el que hoy a nivel internacional conocemos a esta comida. Al principio, no obstante, consistía en panes que eran vaciados para colocar algún tipo de guiso o preparación de esta índole en su interior. Los ingredientes actuales y la cocción en el horno empiezan a llegar después. 

Como decíamos con anterioridad, las empanadas llegan a América a través de los conquistadores de España. Dependiendo de las tierras, se fueron incorporando distintos tipos de rellenos, de modo que se fueron obteniendo diversas versiones de esta comida. 

En el país

 

El equivalente español a la empanada argentina sería lo que se conoce como empanadilla. Mientras que la que tiene una forma mucho más redondeada es la que se conoce como tarta. En lo que refiere a los ingredientes, esto va cambiando según el territorio.

Si hay algo que no se puede afirmar es que en Argentina haya un solo tipo de empanada que sea homogénea a todas las partes del territorio nacional. De hecho, hay zonas del país que son famosas por sus empanadas, como es el caso de la parte Norte del mismo. Un caso emblemático es el de las Provincias de Salta, Jujuy y Tucumán. La famosa “empanada tucumana” se vende en todo el país representando con ese nombre una receta particular.

Las empanadas de las provincias del Norte son famosas por su sabor, por su carne cortada a cuchillo y, según la provincia, por su tamaño. Tienden a ser jugosas por lo que incluso los turistas de distintas partes del mundo que llegan a estos territorios deciden probarlas como parte de su experiencia. Por el contrario,si nos dirigimos a la Patagonia, podemos encontrar empanadas famosas de cordero, entre otros ingredientes. Lo importante de la empanada según la zona tiene que ver con el potencial que presenta para adaptarse a los sabores típicos que caracterizan a cada región del país.

0

Hablemos de la pizza marinara

La pizza marinara es una de las famosas que podemos encontrar en distintas partes del mundo. No obstante, no todas las personas han tenido el gusto de probarla. Por definición, se puede decir que la pizza marinara es una pizza napolitana típica de Italia, que se condimenta con tomate, orégano, ajo y aceite. Es una pizza napolitana muy popular, siguiendo a la pizza Margarita.

Si la pizza es una de las comidas preferidas en el mundo y una de las más consumidas en distintos países, independientemente de la lengua que se hable y de las costumbres en general, la pizza marinara está ganando un rol cada vez más importante en este sentido. A medida que fue pasando el tiempo se ha ido convirtiendo en una de las pizzas más consumidas y eso hace que nos interese en esta ocasión hablar acerca de ella.

Los ingredientes de la pizza marinara

 

En líneas generales, se puede decir que los ingredientes de esta pizza son el tomate, el aceite, el orégano y el ajo. Para lograr excelentes resultados, lo recomendable es cuidar que todos los ingredientes sean de excelente calidad y estén frescos. Los ingredientes por excelencia son:

  • Masa para piza
  • Salsa de tomate casera
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Orégano
  • Ajos picados finos

La receta

 

Ahora, vamos a hablar de los pasos a seguir para dar con esta pizza. En primer lugar, vamos a preparar la masa de la manera tradicional que ya conocemos. Si bien es cierto que el grosor puede ir cambiando en función de los gustos de cada persona en particular, la masa de la pizza marinara no tiene muchas sorpresas con respecto a la de otras pizzas. No obstante, esta pizza permite una cierta apertura, favoreciendo que esta se condimente con un poco de orégano, para poder aromatizarla un poco más.

Te puede interesar saber ¿cómo se come la pizza en otros países?

Si bien es cierto que no hay muchas precisiones con respecto al ancho de la masa, se debe tener en cuenta que se va a colocar tomate encima. El tomate es una fruta con mucha agua contenida. Por eso, si la masa es demasiado fina, es posible que se humedezca mucho y tienda a romperse.

Cuando ya se ha preparado la masa de la manera en que se prefiere, con la forma y el ancho seleccionados, se pasa al horno. En general, es suficiente con entre 5 y 7 minutos. Lo importante es que los bordes se tuesten y que la salsa de tomate pierda una gran parte del agua que suele tener. Eso también va a garantizar que la pizza no quede demasiado húmeda y no corra por tanto riesgo de romperse.

Finalmente, se retira la pizza del horno y se procede a añadir el orégano. Mientras mejor sea la calidad del orégano, menos necesario será introducirlo en el horno, ya que este se puede llegar a quemar o puede llegar a perder gran parte de su frescura.

 

Como hemos podido ver, el procedimiento para dar lugar a esta pizza no es algo muy complejo. No obstante, los resultados son excelentes. Esta pizza se ha ido convirtiendo con el paso del tiempo en una de las pizzas más populares en distintas partes del mundo. Muchos fanáticos de la pizza ya han probado esta versión bien originaria de Italia.

Además de esto, es una pizza que se puede servir en todo tipo de eventos, incluso en los eventos para niños. Al tener ingredientes básicos, los chicos adoran esta pizza y se puede incorporar en una pizza party sin problemas.

 

 

0

Los secretos de la comida italiana

Italia es uno de los países más buscados del mundo en lo que respecta a turismo. Esto se debe a muchas razones, ya que son innumerables los atractivos de este país para visitantes que llegan de todas partes del mundo. Tanto sus paisajes como sus aromas, su estilo de vida, cómo llega el Sol y el calor en sus épocas veraniegas hacen de este país un destino imprescindible y, luego, inolvidable.

Muchas personas se sienten atraídas por Italia como consecuencia de su comida y de su cultura. Claramente, algunos de los platos más famosos y más consumidos del mundo vienen de estas tierras europeas. A continuación, hablaremos de algunas curiosidades y tradiciones de la cultura y especialmente de la comida italiana para comprender mejor por qué tantas personas se fascinan por este país.

El almuerzo

 

Algo que hay que mencionar acerca de este país, es que el almuerzo es una de las partes más importantes de todos los días para los italianos. En general, este comienza con la antipasti, que tiende a incluir mortadela, copa, salame, panceta, jamón crudo y cotechino. Luego de esto, se pasa al segundo plato, como puede ser las carnes, las ensaladas, las pastas, la pizza, entre otros. Finalmente, es un infaltable en todo almuerzo italiano el postre.

La presentación de la mesa

 

La mesa no es algo que se prepara al azar en la comida italiana. Esta debe ser pensada con atención y se debe condicionar especialmente. Si hay algo que jamás puede faltar en una mesa italiana, esto es: el agua, en vino y el pan. No hay comida sin pan para acompañar. De hecho, una curiosidad que pocas personas conocen tiene que ver con una fuerte superstición italiana. Esta dice que no se debe colocar el pan al revés en la mesa, ya que puede llegar a traer mala suerte para la totalidad de la casa y sus miembros.

La pizza

 

Esta es una de las partes más interesantes. La pizza era considerada una comida de los pobres hacia fines del siglo XIX, más específicamente hacia 1889. No obstante, en un momento, la reina Margarita la probó, ordenando luego crear distintos tipos nuevos de pizza. Es por eso que surge, en su honor, la famosa pizza Margarita, una de las más populares en el mundo. Se trata de una pizza que cuenta con tomate, mozzarella y albahaca fresca. Se destaca por tener en su superficie los colores de la bandera de Italia.

El suelo, el clima, la comida

 

Pero la comida italiana no es famosa en todo el mundo porque sí. Esto tiene sus explicaciones. Italia es un país que tiene un clima y un suelo muy variados. Por eso es rico en legumbres, en cereales, en frutas y verduras distintas. Cuando nos dirigimos al norte del país, podemos comer planos en los que se aplican muchos cereales para generar platos tradicionales como es el caso de la polenta y el risotto. En caso contrario, si vamos hacia el Sur del país para visitar sus espectaculares paisajes, gracias a su clima seco podemos encontrar las mejores aceitunas, lo que lleva también al mejor aceite para cocinar y condimentar. Uno de los clásicos más importantes en este país, sin lugar a dudas, es el orégano.

 

Italia es el país de las tradiciones, de los paisajes, de los aromas y de los colores. Es la fantasía de los viajeros que buscan recorrer el mundo y llevarse consigo las mejores sensaciones. Si estás buscando sorprenderte, agasajar a tu paladar y enriquecer tu cultura general, Italia tiene todo para ofrecerte entre sus colores, sus formas, el sabor de sus vinos, sus pizzas y sus pastas.

0

¿Cómo lograr una masa de pizza estilo New York?

En esta ocasión, nos interesa hablar acerca de un estilo de pizza que se ha vuelto muy popular a lo largo del mundo. Se trata de la pizza al estilo New York. Por eso, a continuación, vamos a ver cómo se hace una buena masa de pizza a este estilo.

Las características de la masa de pizza estilo New York

 

Las principales características de la pizza al estilo New York son las siguientes:

  • La masa posee un muy alto contenido de levadura, agua, gluten, aceite de oliva y azúcar.
  • Se usa mozzarella que debe tener un contenido de humedad muy bajo.
  • Se aplica una salsa de pizza que tiende a estar más especiada que en otros casos.
  • Es clave conseguir una pizza fina y crujiente con una masa que sea elástica.

Los ingredientes de la pizza estilo New York

 

En general, los ingredientes que se necesitan para replicar esta pizza son los siguientes:

  • 500 gramos de harina 00
  • 425 ml de agua
  • 150 gramos de semolina
  • 30 gramos de azúcar
  • 4 gramos de levadura
  • 10 gramos de sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

Pasos a seguir

 

Lo primero que hay que aclarar es que si no se tiene a mano semolina o sémola de trigo, igual se puede lograr esta pizza, ya que no es un ingrediente imprescindible. También puede ir variando la proporción. En general, se recomienda como máximo un 25% de la harina que se utilice.

Una vez aclarado esto, el primer paso para dar lugar a esta pizza estilo New York es calentar un poco el agua, que se puede hacer tanto en hornalla como en microondas. No tiene que estar hirviendo, por lo que el calentamiento se puede hacer en muy poco tiempo. En caso de que se use levadura fresca, se puede disolver esta en el agua con ayuda de un tenedor. En cambio, si se utiliza levadura seca, se puede echarla al agua templada o, por el contrario, añadirla directamente en la mezcla de la masa.

En segundo lugar, se va a buscar un bol que sea lo suficientemente grande, teniendo en cuenta que la masa va a agrandarse, pudiendo llegar a duplicar su tamaño si todo sale bien. Con el bol limpio y preparado, se añade el harina, la sémola de trigo, la sal y el agua. Se mezcla con un cubierto o si se prefiere con la mano, logrando una masa homogénea.

Cuando se ha logrado esto, se añade el agua con la levadura disuelta y también las cucharadas de aceite de oliva extra virgen. Se mezcla con una cuchara para volver a mezclar todos los ingredientes. Luego, es preferible hacer que la masa repose un tiempo en heladera, para que luego el amasado se pueda lograr de manera sencilla y eficaz. Al momento del amasado, se toman bollos de masa dividiéndola para crear las distintas pizzas.

 

Estas son las claves que hay que tener en cuenta para lograr hacer una masa de pizza estilo New York exitosa. Luego, solamente se añade el resto de los ingredientes y a disfrutar.

La pizza estilo New York es una de las preferidas en el mundo en la actualidad. La podemos ver en las películas, en todo tipo de series e, incluso, en Los Simpsons. Se trata de una pizza muy amada, buscada y disfrutada. Si estás esperando probar lo mejor de la pizza alrededor del mundo, la pizza New York tiene que necesariamente aparecer en tu lista de pendientes. Si todavía no la probaste, te recomendamos que lo hagas y que le regales a tu paladar la posibilidad de disfrutar como nunca de una comida que se volverá inolvidable.

0

Los sabores de pizza más buscados

En esta ocasión, nos interesa hacer referencia a cuáles son los tipos de pizza preferidos de las personas. Por eso, vamos a ver cuáles son algunos de los sabores más buscados y pedidos en distintas partes del mundo.

La pizza napolitana

 

Es un clásico pero que no por eso deja de ser pedido. La napolitana es una de las preferidas de muchas personas. Es una pizza que tuvo su origen en Nápoles y lleva su nombre con mucho orgullo. Es una pizza con forma irregular, que tiende a ser redonda aunque no siempre tiene una forma bien establecida. Además, por tradición, tiene bases muy estrictas.

Es una pizza de masa esponjosa y suave con un grosor medio. Por eso, no tiende a ser crujiente, pero tampoco tiene masa en exceso. Se destaca por ser una pizza que lleva la masa perfecta.

Por lo general, se colocan pocos ingredientes sobre esta pizza. Suele llevar solamente tomate, queso, albahaca y aceite de oliva.

La pizza siciliana

 

Conocida en distintas partes del mundo como la pizza estilo bar, es también una variedad tradicional muy buscada por los comensales. A diferencia de la mencionada con anterioridad, la masa de esta pizza es más gruesa y se asemeja al pan. Por eso, en muchos sitios se la llama simplemente como pizza de masa gorda, aunque originalmente llevaba otro nombre. Además de su grosor, la pizza siciliana se diferencia de las demás por ser de forma rectangular o cuadrada y partirse en pequeños cuadros.

La pizza New York

 

Después de Italia, el siguiente lugar en el que todo pensamos cuando escuchamos la palabra pizza es en Estados Unidos. Esto ya que es la ciudad que nunca duerme y también la ciudad de los inmigrantes italianos donde pudieron introducir este rico plato en el continente.

La pizza de New York es conocida por ser la más consumida en el mundo. Esto ya que se ha beneficiado por otro factor de origen estadounidense que tiene que ver con las franquicias. Esta pizza es famosa por tener una masa delgada pero no crujiente que puede llevarse en la mano y doblarse para comerse. A su vez, es la reina en lo que refiere a sus ingredientes.

La pizza Chicago

 

Otro invento de Estados Unidos es la buscada pizza Chicago. Es la más diferente de todas, pero no por eso deja de ser rica. Es conocida en muchos lugares como pizza de sartén. La verdadera pizza Chicago se asemeja mucho a un pay, ya que su preparación en una cacerola le brinda su peculiar forma.

 

 

0

Hablemos de la rúcula

La rúcula es una hortaliza que se encuentra en el grupo de las verduras de hojas verdes, con cultivo destinado al consumo. Se desarrolla especialmente en el Sur de Europa, en la zona mediterránea. Por eso, se ha convertido en uno de los ingredientes fundamentales de la gastronomía de la región. También se la puede encontrar en el norte de África y en Asia Occidental. Hoy, su cultivo se ha extendido a casi todo el mundo, debido especialmente a su creciente demanda en el mercado gastronómico de distintas partes del globo.

La historia y la rúcula

 

Las hojas de rúcula, anteriormente, eran recolectadas de las plantas que crecían de manera únicamente silvestre. En la Antigüedad, no solamente eran consumidas las hojas. También se utilizaban sus semillas para extraer de ellas un aceite que era usado especialmente como un condimento, aportando un sabor similar a las semillas de mostaza.

A lo largo de la Edad Media, por la consideración que se empezó a tener de la rúcula como una planta afrodisíaca, se empezó a prohibir su cultivo en los monasterios.

Las propiedades y los beneficios nutricionales de la rúcula

 

Una de las características clave de esta planta tiene que ver con su sabor picante. Este se debe especialmente a la importante presencia que tiene de glucosinolatos. Estos se consideran como antioxidantes de gran potencia. Se piensa, además, que si la rúcula se consume de manera habitual, es posible que ayude a prevenir el desarrollo del cáncer.

Otro elemento a destacar de la rúcula tiene que ver con su muy alta presencia de vitamina A. esto convierte a la planta en un muy eficaz agente para la prevención de todo tipo de enfermedades que están relacionadas a la vista y los ojos. También posee un muy alto contenido de vitamina C, por lo que se usaba en la antigüedad para la prevención del escorbuto, una enfermedad que hoy en día casi no existe. Pese a que esa enfermedad perdió la frecuencia que tenía en ese entonces, se la sigue considerando como un complemento ideal para evitar que se desarrollen resfríos, entre otras enfermedades que tienden a ser derivadas de la carencia de vitamina C.

El cultivo de la rúcula

 

La rúcula es una herbácea anual y su crecimiento suele ser muy rápido. Si bien crece con mayor entusiasmo en los climas cálidos, un exceso de la exposición a la luz puede darle un sabor extremadamente amargo. Por eso se recomienda su cultivo durante la primavera y no durante el verano.

Las zonas ideales para el crecimiento de estas plantas son las del Mediterráneo. Pero hay que tener en cuenta que son plantas que no resisten una temperatura inferior a los -10°C.

1 2 3 5
whatsapp pizza party